top of page

La práctica de un don o talento, activa un nuevo don.



Todo lo que necesitas, ya lo tienes!


1. La práctica de un don o talento, activa un nuevo don.


Debes saber que Dios ya te equipó con un don y un talento; si Él te dió ese don Él espera que lo uses.


Comenzar a trabajar en tu don hará que ese don se desarrolle para el cumplimiento del propósito de Dios en ti; qué significa esto? El propósito de Dios en ti es mucho más grande de lo que piensas, comenzar a usar tu don activará un don siguiente que necesitarás! No te preocupes por los dones que no tienes, pero necesitas a futuro; cuando llegue el momento de usarlos; Dios ya te los habrá entregado.


2. No escondas tu don por miedo!


Si Dios te dió un don, espera que lo uses! No te pierdas del propósito maravilloso que te espera por miedo de usar el don que ya tienes. El miedo es opuesto a la fe.


3. Porque al que tiene, se le dará más!


A medida que comienzas a poner a trabajar tu talento; Dios te va a ir entregando más talentos!


Para comenzar tu marca vas a necesitar lo que Dios ya puso en tus manos! Eso ya lo tienes! No es momento de asustarte por el futuro; no es momento de pensar en la tienda que vas a necesitar más adelante; porque Dios te promete que El mismo te dará más cuando llegue el tiempo.


4. Hay una fe desafiante


Crear marca y emprender necesitará que desarrolles una fe desafiante. Una fe que está desafiada a creer que Dios te respaldará cualquiera sea la circunstancia. Es una fe que obra con un cheque en blanco, no con un cheque con una cifra predeterminada por un contrato laboral. Es una fe que se deja sorprender, que rinde a Dios su vida profesional y económica a todo nivel. Así cómo no te falta el pan de cada día, ese cheque en blanco siempre vendrá con lo mínimo que necesites! Un cheque en blanco en las manos de Dios es para valientes! Tendrás meses en donde verás cifras que nunca te imaginaste! verás milagros, verás a Dios obrar milagrosamente cada mes a favor de ti!


Punto de fe para la emprendedora!


5. Tenemos la obligación de generar abundancia, con base en nuestras capacidades.


Un empujón de fe! Dios no desea que le devolvamos nuestros talentos tal y como el nos los entregó! El desea que los multipliquemos! Mateo 25:14-30



Comienza a desatar tus dones y talentos!


miau,

Felina

Kommentit


bottom of page